Renacer…

Tal vez deberíamos morir por las noches y renacer con el mismo cuerpo al otro día, arriesgarnos a perderlo todo y en el último suspiro del alba, permitir al sueño que nos revele por donde debemos comenzar.

Volver al origen y recordar los días que nos unían con la naturaleza, evocar los atardeces o las noches de luna llena y nuestros cuerpos fundidos y húmedos a la orilla del mar.

Esforzarnos por recuperar esa melodía y entregarnos al juego etéreo, perfumado y azaroso, de la riqueza que está en todas partes y que se desprende de cada lugar.

Tal vez deberíamos morir por las noches y renacer con el mismo cuerpo al otro día, y hacer como el niño o el poeta, que habitan en un mundo que no los puede alcanzar…

Un pensamiento en “Renacer…

  1. Te saluda desde Valencia un nuevo lector el cual está deseoso de más relatos y de conocer los misterios que albergan en el bar Hércules. Gran relato, me hizo reflexionar durante el viaje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *