El abrazo pendiente…

Tenemos un abrazo pendiente. Me gusta pensarlo así, me gusta creer que las personas que me hicieron crecer van a estar ahí siempre. 

Por eso camino, por eso miro hacia el horizonte pensando en ese abrazo del comienzo; en ese abrazo de los primeros instantes que dio lugar al viaje. Y desde allí, desde ese primer encuentro, me lanzo a evocar ese momento único e irrepetible. Desde allí parten todos esos recuerdos en los que los abrazos fueron los principales protagonistas.

Porque el recuerdo tiene un origen y ese origen comienza con la vida, el recuerdo es hechizo y en él está ese yo que se enriqueció con tu presencia.

Tenemos un abrazo pendiente, tenemos una palabra, un silencio, una risa, una lagrima; tenemos todas esas cosas dispuestas a hacer de esa fusión un instante mágico. Tenemos un abrazo pendiente, porque cada una de nuestras células se llena de brillo al recordar, ese primer abrazo que hizo posible todo lo que vino después…  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *