Luz…

Existe algo que nos identifica y que inexorablemente nos convierte en la misma persona. El universo es un enigma gigantesco y esta voluntad el nexo que hace posible el milagro.

Existe algo que nos iguala y que nos acompaña desde el comienzo. Miríadas de estrellas lo hicieron posible y hoy, al igual que ayer, vive en las noches de silencio, brota desde el interior cuando la naturaleza nos deslumbra.

Existe algo cuando miramos al cielo o cuando el rumor del mar nos inquieta y nos mantiene contemplando el horizonte por un largo rato. La verdad tiene lugar en un instante, y el misterio que nadie es capaz de explicar, emerge desde lo más profundo, y nos acerca al secreto que nos convierte en seres humanos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *